Ruta dos faros de galicia

Ruta dos faros de galicia

camiño dos faros

Si bien es cierto que la ruta está pensada para hacerla a pie o en bicicleta de montaña, te proponemos descubrir esta Ruta de los Faros con nuestro coche, siguiendo el camino más cercano a la costa. Con el mar acompañándonos, vistas inigualables de acantilados imposibles. Paradas en estos pueblos pesqueros gallegos llenos de tradición, faros que cuentan historias, playas para llegar y no irse nunca… En definitiva 120 kilómetros de naturaleza salvaje, tradición y cultura que comienzan en el precioso puerto de Malpica y llegan al faro del fin del mundo.

Iniciamos la Ruta dos Faros en Malpica, un pueblo de pescadores curtido por el batir de las olas contra el rompeolas del puerto. Un puerto que en su día sirvió de base para la caza de ballenas y que hoy sigue en pleno funcionamiento. Será en esta primera parada donde disfrutaremos de la playa de Area Maior, la ermita y el mirador de San Adrián. Desde aquí veremos las Islas Sisargas, donde se encuentra el primero de los faros de nuestra ruta desde 1919. Antes de partir, pasaremos por la playa de Beo, parando para ver su cruz, la playa de Seiruga y continuaremos hasta Punta Nariga. Aquí encontramos el segundo faro de esta ruta, rodeado de rocas talladas por el mar y el viento, creando un paisaje impresionante y fascinante.

wikipedia

Una marca para aprender y buscar Km. 0 MarGalaica es la marca gastronómica de calidad que identifica a los restaurantes que ofrecen productos de nuestro mar. Todos los restaurantes de la Ruta de los Faros de Galicia cuentan con este sello, que garantiza que elaboran y etiquetan los platos preparados bajo la filosofía Km. 0 para ti: Productos de pesca y marisqueo costero artesanal, con técnicas tradicionales y sostenibles. Descargados en puertos y lonjas de la zona, con una distancia máxima de 100 km y siempre en puertos gallegos. Garantía de frescura. Nuestros restaurantes se comprometen, con este sello, con el cliente, a ofrecer la máxima calidad. Pero también están comprometidos con su tierra y sus gentes, apoyando formas de pesca y marisqueo ambiental y socialmente sostenibles.

Las actividades marítimas están en el centro de la oferta turística. En la Ruta de los Faros participan personas cuyo medio de vida es el mar y que reciben a los turistas para transmitirles la esencia de la vida marítima. No son profesionales del turismo, aunque se han preparado para recibirlos, a veces con la colaboración de guías turísticos. Conocer los oficios del mar ‘redeiras’ de Corme o de Burela, los carpinteros de ribera con siglos de tradición construyendo barcos, las mariscadoras, los fabricantes de conservas artesanales; visitar puertos, lonjas y pueblos pesqueros… el contacto directo con la gente del mar.

camino del faro

El hecho de que sea una ruta por la costa no significa que sea una ruta por la playa. La ruta es de dificultad media, ya que esta costa es muy escarpada, y tan pronto estás bordeando unos acantilados como subiendo una montaña de 100 metros. La ruta total tiene un desnivel de 4000 metros positivos y 4000 negativos.

Dicho esto, creemos que es una ruta para ponerse en forma poco a poco, ya que la dificultad crece con el paso de las etapas. Pero no te asustes, con nosotros la han hecho completa personas de todas las edades y de todas las condiciones físicas.

malpica de bergantiñosmunicipio en españa

Conocer la costa gallega desde una perspectiva que une lo paisajístico, lo histórico y lo deportivo es posible a través de la ruta de los faros. El litoral gallego, donde se ubican estas construcciones, está rodeado de kilómetros de vasta naturaleza, donde se pueden practicar deportes como el senderismo o la equitación, mientras se disfruta de un entorno dominado por los tonos verdes y ocres de la frondosa vegetación y el azulado del Atlántico. Desde Cinco Sensaciones te proponemos una ruta que recoge toda la belleza del norte y del sur de Galicia.

Si hay un faro emblemático en Galicia, ese es la Torre de Hércules. Es el único faro romano que se mantiene en funcionamiento desde su construcción. Su riqueza patrimonial llevó a la UNESCO a declararlo Patrimonio de la Humanidad en 2009. Desde sus inicios, a mediados del siglo I, ha sido objeto de numerosas leyendas que le han dado un halo místico alimentado por su privilegiada ubicación.

Por último, no podía faltar el faro de Fisterra, inaugurado en 1853. Este monumento de base octogonal y situado a 138 metros sobre el nivel del mar, es el segundo más visitado de Galicia, sólo por detrás de la Catedral de Santiago de Compostela. Desde aquí se puede ver la costa carnotana y la ría de Corcubión. La profusión de niebla en la zona obligó, a finales del siglo XIX, a instalar junto al faro una sirena conocida como «la vaca de Fisterra», por los sonidos que emite para avisar a los navegantes en días en los que la orientación se hace prácticamente imposible por falta de visión.

Ruta dos faros de galicia
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad