Cuevas de el soplao

Cuevas de el soplao

cabárceno

Cueva de El Soplao Cueva de El Soplao Cueva de El SopláuLocalizaciónRionansa, municipios de Valdáliga y Herrerías, Cantabria, EspañaCiudad más cercanaSan Vicente de la BarqueraCoordenadas43°17′47″N 4°24′36″W / 43.29639°N 4.41000°W / 43.29639; -4.41000Coordenadas: 43°17′47″N 4°24′36″W / 43.29639°N 4.41000°W / 43.29639; -4.41000

El Soplao (cántabro: El Sopláu) es una cueva situada en los municipios de Rionansa, Valdáliga y Herrerías en Cantabria, España. Se considera única por la calidad y cantidad de formaciones geológicas (espeleotemas) en sus 17 kilómetros de longitud, 6 de los cuales están abiertos al público. En ella se encuentran formaciones como las helíctitas (estalactitas excéntricas que desafían la gravedad) y las cortinas (cortinas o láminas de calcita, a veces translúcidas, que cuelgan del techo). Su formación se remonta al Mesozoico, en concreto al Cretácico, hace 240 millones de años.

La cueva fue descubierta accidentalmente durante una perforación minera, siendo posteriormente explotada para la extracción de minerales. Durante su explotación, muchas familias locales se mantenían con los ingresos que obtenían de la minería, combinados con la ganadería. Tras décadas de abandono, la espeleología, y en particular el Club de Espeleología de la Universidad de Cantabria desde 1975, han descubierto su verdadero valor geológico.

santillana del mar

Cueva de El Soplao Cueva de El Soplao Cueva de El SopláuLocalizaciónRionansa, municipios de Valdáliga y Herrerías, Cantabria, EspañaCiudad más cercanaSan Vicente de la BarqueraCoordenadas43°17′47″N 4°24′36″W / 43.29639°N 4.41000°W / 43.29639; -4.41000Coordenadas: 43°17′47″N 4°24′36″W / 43.29639°N 4.41000°W / 43.29639; -4.41000

El Soplao (cántabro: El Sopláu) es una cueva situada en los municipios de Rionansa, Valdáliga y Herrerías en Cantabria, España. Se considera única por la calidad y cantidad de formaciones geológicas (espeleotemas) en sus 17 kilómetros de longitud, 6 de los cuales están abiertos al público. En ella se encuentran formaciones como las helíctitas (estalactitas excéntricas que desafían la gravedad) y las cortinas (cortinas o láminas de calcita, a veces translúcidas, que cuelgan del techo). Su formación se remonta al Mesozoico, en concreto al Cretácico, hace 240 millones de años.

La cueva fue descubierta accidentalmente durante una perforación minera, siendo posteriormente explotada para la extracción de minerales. Durante su explotación, muchas familias locales se mantenían con los ingresos que obtenían de la minería, combinados con la ganadería. Tras décadas de abandono, la espeleología, y en particular el Club de Espeleología de la Universidad de Cantabria desde 1975, han descubierto su verdadero valor geológico.

altamira

Esta cueva se abrió al público en 2005, pero en realidad fue descubierta en 1908. Es uno de esos lugares en los que la naturaleza se da un capricho y utiliza sólo el agua para crear deslumbrantes formaciones rocosas. La cueva del Soplao tiene la mayor concentración de estalactitas y estalagmitas «excéntricas» de todo el mundo. Las estalactitas crecen aleatoriamente en todas las direcciones y parecen un bosque de rocas o un arrecife de coral de piedra, un fenómeno inusual que sólo se encuentra en algunas cuevas. Por supuesto, es mucho más bonito verlo en persona. Para ver la cueva, existe la ruta estándar (10,50 euros) que es totalmente accesible para personas con discapacidad. O bien, tiene la ruta Aventura (32€) en la que, con un traje y un casco proporcionados por los guías, puede explorar el interior de la cueva. Esta visita es más cara que la normal, pero dura 2,5 horas y verá muchas más cámaras que no han sido modificadas por la mano del hombre.

Para llegar a la Cueva El Soplao, hay un largo desvío desde la autopista por estrechas carreteras de curvas y luego una caminata que parece interminable, pero ¡merece la pena! En cuanto entras en la cueva, te sientes abrumado. Tenía los ojos como platos. Las vistas son increíbles y se puede ver hasta el Naranjo de Bulnes, la Sierra de Cuera, e incluso dicen que se puede ver el Golfo de Vizcaya si el día está claro.Hay un tren nuevo que cubre los primeros 400 metros de la cueva. En el interior, la temperatura ronda los 12-13ºC y la humedad ronda el 90%, así que asegúrate de llevar calzado cómodo y una chaqueta muy abrigada.

teleférico fuente de

Cueva de El Soplao Cueva de El Soplao Cueva d’El SopláuLocalizaciónRionansa, municipios de Valdáliga y Herrerías, Cantabria, EspañaCiudad más cercanaSan Vicente de la BarqueraCoordenadas43°17′47″N 4°24′36″W / 43.29639°N 4.41000°W / 43.29639; -4.41000Coordenadas: 43°17′47″N 4°24′36″W / 43.29639°N 4.41000°W / 43.29639; -4.41000

El Soplao (cántabro: El Sopláu) es una cueva situada en los municipios de Rionansa, Valdáliga y Herrerías en Cantabria, España. Se considera única por la calidad y cantidad de formaciones geológicas (espeleotemas) en sus 17 kilómetros de longitud, 6 de los cuales están abiertos al público. En ella se encuentran formaciones como las helíctitas (estalactitas excéntricas que desafían la gravedad) y las cortinas (cortinas o láminas de calcita, a veces translúcidas, que cuelgan del techo). Su formación se remonta al Mesozoico, en concreto al Cretácico, hace 240 millones de años.

La cueva fue descubierta accidentalmente durante una perforación minera, siendo posteriormente explotada para la extracción de minerales. Durante su explotación, muchas familias locales se mantenían con los ingresos que obtenían de la minería, combinados con la ganadería. Tras décadas de abandono, la espeleología, y en particular el Club de Espeleología de la Universidad de Cantabria desde 1975, han descubierto su verdadero valor geológico.

Cuevas de el soplao
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad