Sintomas de adiccion al movil

Sintomas de adiccion al movil

la adicción al teléfono se llama

¿Acabas de escuchar el sonido de una notificación de WhatsApp en tu smartphone? Lo coges para comprobar ese mensaje tan importante que tienes, pero desgraciadamente te das cuenta de que no ha llegado ningún mensaje. ¿Cómo identificas esta situación si te ocurre con bastante frecuencia? ¿Lo llamas adicción o simplemente un hábito con el que estás muy vinculado?

¿Es algo para preocuparse? Sí, lo es. Porque si esta situación se repite varias veces al día, puede ser un indicio de que te estás volviendo adicto a tu smartphone.

Los estudios han sugerido que un porcentaje bastante alto de personas hoy en día utilizan en exceso o mal el uso de su smartphone. Sin embargo, es cierto que las posibilidades de una adicción total a tu smartphone pueden ser menores, pero las posibilidades de que te conviertas pronto en un adicto al móvil o a la tableta son bastante altas.

Existen pruebas y herramientas de diagnóstico para determinar si eres realmente adicto a tu smartphone o no. Para ser precisos, al igual que las adicciones a la comida, al juego o al alcohol, la adicción al smartphone puede considerarse una adicción a la tecnología.

causas de la adicción al móvil

Olvídate de la comida rápida, los videojuegos y los reality shows. La peor plaga que recorre el mundo estos días es la adicción a los teléfonos inteligentes. Habrás visto a los más afectados correteando por los callejones, despiertos en la cama por la noche y en las salas de cine, con el brillo de las pantallas LCD retroiluminadas iluminando sus rostros maníacos. Son adictos. Cualquiera puede ser uno de ellos.

Empezó con algo inofensivo como un cargador para el coche, pero luego pasó al transmisor FM para el coche, al brazalete, a una funda diferente para cada día de la semana, a baterías de repuesto, a protectores de pantalla, a un adaptador Bluetooth estéreo, a un altavoz inalámbrico e incluso a un dock alimentado por amplificadores de válvulas. Te das cuenta de que es sólo un teléfono, no un niño, ¿verdad? ¿Y que nada de eso funcionará cuando inevitablemente te actualices a la siguiente versión dentro de seis meses?

Todos hemos pasado por atracones de instalación de aplicaciones en los que hemos instalado algunas cosas cuestionables en nuestros teléfonos móviles. Dos semanas después, nos damos cuenta de que es una basura y la borramos, o la dejamos estancada. Pero los que siguen comprobando sus árboles digitales de iPhorest, utilizando el localizador de coches para encontrar su Camry cada mañana y hojeando copias digitales de la Constitución de los Estados Unidos durante los acalorados debates políticos son los verdaderos locos.

qué es la adicción al teléfono

Todo el mundo sabe que los teléfonos inteligentes hacen la vida más cómoda. Facilitan la consulta del tiempo, la búsqueda de una receta, el contacto con los amigos, el seguimiento de las noticias o, simplemente, ver qué ha desayunado Kim Kardashian. Pero para las personas con nomofobia, los smartphones causan más problemas de los que resuelven. La nomofobia es un apelativo para la adicción a los teléfonos inteligentes, abreviatura de «no fobia al móvil». Así es: la adicción a los teléfonos inteligentes se ha convertido en un problema tan importante que merece su propia palabra.

De hecho, un estudio de la Universidad de Derby reveló que una de cada ocho personas es adicta a su teléfono. Y aunque la nomofobia aún no se ha incluido en el Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales, los signos y síntomas de la adicción a los teléfonos inteligentes van de lo psicológico a lo físico y son muy reales para quienes la padecen. ¿La buena noticia? Es fácil averiguar si eres adicto a tu smartphone y tomar medidas para reducirlo antes de que se convierta en un problema mayor. Y cuando quieras dejar el hábito de tu smartphone, empieza con las 11 maneras fáciles de conquistar tu adicción al smartphone.

efectos psicológicos de la adicción al móvil

La tabla 3 muestra los coeficientes de correlación de Pearson de la adicción a los teléfonos inteligentes con otras variables. La puntuación total de la adicción al smartphone mostró la mayor correlación con la puntuación total del SAS (r = 0,427, p < 0,001). La puntuación total del SAS también se asoció con la puntuación total del BDI, la puntuación total del BAI, el sexo femenino, el grupo de fumadores y el grupo de consumidores de alcohol de forma estadísticamente significativa.Tabla 3 Correlaciones de Pearson de las variablesTabla completa

Para identificar las variables asociadas con la adicción a los teléfonos inteligentes, se realizaron análisis de regresión logística multivariante. Se introdujeron todas las variables que mostraban una diferencia estadísticamente significativa entre el grupo de adicción y el grupo normal y se analizaron mediante el método de regresión. En la prueba de bondad de ajuste del modelo de análisis de regresión, la probabilidad logarítmica – 2 fue de 2110,304 y estadísticamente significativa (p < 0,001). En el primer modelo probado, el consumo de alcohol no tenía un efecto estadísticamente significativo sobre la adicción a los teléfonos inteligentes (B = 0,161, OR = 1,174 p = 0,375, IC del 95%: 0,823-1,675) y, por lo tanto, se eliminó del modelo final. La tabla 4 muestra el modelo final del análisis; la odds ratio para la adicción a los teléfonos inteligentes del sexo femenino con respecto al masculino fue de 2,01 (IC del 95%: 1,54-2,61). La odds ratio del grupo con TDAH en comparación con el grupo sin TDAH para la adicción a los teléfonos inteligentes fue de 6,43, la más alta entre todas las variables (IC del 95%: 4,60-9,00).Tabla 4 Regresión logística binaria multivarianteTotal

Sintomas de adiccion al movil
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad