Que son las enfermedades mentales

Que son las enfermedades mentales

Test de enfermedades mentales

La mayoría de la gente cree que las condiciones de salud mental son raras y «le pasan a otra persona». De hecho, los trastornos mentales son comunes y están muy extendidos. Se calcula que 44 millones de estadounidenses sufren algún tipo de trastorno mental en un año determinado.

La mayoría de las familias no están preparadas para afrontar la noticia de que su ser querido padece una enfermedad mental. Puede ser una prueba física y emocional, y puede hacernos sentir vulnerables a las opiniones y juicios de los demás.

Para las personas que padecen enfermedades mentales, sus cerebros han cambiado de manera que son incapaces de pensar, sentir o actuar de la forma que desean. Para algunos, esto significa experimentar cambios de humor extremos e inesperados, como sentirse más triste o preocupado de lo normal. Para otros, significa no poder pensar con claridad, no ser capaces de comunicarse con alguien que les habla o tener pensamientos extraños para explicar los sentimientos extraños que tienen.

Hay más de 200 formas clasificadas de enfermedades mentales. Algunos de los trastornos más comunes son la depresión, el trastorno bipolar, la demencia, la esquizofrenia y los trastornos de ansiedad. Los síntomas pueden incluir cambios en el estado de ánimo, la personalidad, los hábitos personales y/o el retraimiento social.

Cuáles son los 7 tipos de trastornos mentales

Las enfermedades mentales son condiciones de salud que implican cambios en la emoción, el pensamiento o el comportamiento (o una combinación de ellos). Las enfermedades mentales están asociadas a la angustia y/o a los problemas de funcionamiento en las actividades sociales, laborales o familiares.

* Las enfermedades mentales graves son trastornos mentales, conductuales o emocionales (excluidos los trastornos del desarrollo y del consumo de sustancias) que provocan un deterioro funcional grave que interfiere sustancialmente en una o más actividades vitales importantes o las limita. Algunos ejemplos de enfermedades mentales graves son el trastorno depresivo mayor, la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

¿cuántas enfermedades mentales existen?

Las enfermedades mentales, al igual que las físicas, se sitúan en un continuo de gravedad que va de leve a moderada y a grave.    Más de 60 millones de estadounidenses padecen una enfermedad mental en un año determinado.    Las enfermedades mentales afectan a uno de cada cuatro adultos y a uno de cada cinco niños.    Sin embargo, son muy pocas las personas que buscan tratamiento para sus enfermedades mentales.    El estigma asociado a las enfermedades mentales sigue siendo la mayor barrera que impide a las personas recibir tratamiento o mantenerlo.

Una enfermedad mental es una enfermedad del cerebro que provoca alteraciones de leves a graves en el pensamiento y/o el comportamiento, lo que da lugar a una incapacidad para hacer frente a las exigencias y rutinas ordinarias de la vida.    Hay más de 200 formas clasificadas de enfermedades mentales. Algunos de los trastornos más comunes son: depresión clínica, trastorno bipolar, demencia, esquizofrenia y trastornos de ansiedad.    Los síntomas pueden incluir cambios en el estado de ánimo, la personalidad, los hábitos personales y/o el retraimiento social.

Los problemas de salud mental pueden estar relacionados con un estrés excesivo debido a una situación o serie de acontecimientos concretos. Al igual que el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardíacas, las enfermedades mentales suelen ser tanto físicas como emocionales y psicológicas. Las enfermedades mentales pueden estar causadas por una reacción al estrés ambiental, por factores genéticos, por desequilibrios bioquímicos o por una combinación de éstos. Con la atención y el tratamiento adecuados, muchas personas aprenden a sobrellevar o recuperarse de una enfermedad mental o un trastorno emocional.

Cuáles son los 5 signos de enfermedad mental

La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta a nuestra forma de pensar, sentir y actuar. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás y tomamos decisiones saludables.1 La salud mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la infancia y la adolescencia hasta la edad adulta.

Aunque los términos se utilizan a menudo indistintamente, la mala salud mental y la enfermedad mental no son lo mismo. Una persona puede experimentar una mala salud mental y no ser diagnosticada con una enfermedad mental. Del mismo modo, una persona diagnosticada de una enfermedad mental puede experimentar períodos de bienestar físico, mental y social.

La salud mental y la física son componentes igualmente importantes de la salud general.    Por ejemplo, la depresión aumenta el riesgo de padecer muchos tipos de problemas de salud física, en particular afecciones de larga duración como la diabetes, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. Del mismo modo, la presencia de afecciones crónicas puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades mentales.2

Sí, es importante recordar que la salud mental de una persona puede cambiar con el tiempo, dependiendo de muchos factores.    Cuando las exigencias a las que se ve sometida una persona superan sus recursos y capacidades de afrontamiento, su salud mental puede verse afectada. Por ejemplo, si alguien trabaja muchas horas, cuida a un familiar o pasa por dificultades económicas, puede experimentar una mala salud mental.

Que son las enfermedades mentales
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad