Biografia de tales de mileto

Biografia de tales de mileto

Biografía de heráclito

Arche (/ˈɑːrki/; griego antiguo: ἀρχή; a veces también se transcribe como arkhé) es una palabra griega con los sentidos primarios de “principio”, “origen” o “fuente de acción” (ἐξ ἀρχῆς: desde el principio, οr ἐξ ἀρχῆς λόγος: el argumento original), y posteriormente “primer principio” o “elemento”. Por extensión, puede significar “primer lugar”, “método de gobierno”, “imperio, reino”, “autoridades” (en plural: ἀρχαί), “mando”[1] El primer principio o elemento corresponde a la “sustancia última subyacente” y al “principio último indemostrable”[2] En el lenguaje filosófico del periodo arcaico (siglos VIII al VI a.C.), arche (o archai) designa la fuente, el origen o la raíz de las cosas que existen. En la antigua filosofía griega, Aristóteles destacó el significado de arche como el elemento o principio de una cosa, que aunque indemostrable e intangible en sí mismo, proporciona las condiciones de posibilidad de esa cosa[3].

En la cosmogonía mítica griega de Hesíodo (siglos VIII a VII a.C.), el origen del mundo es el Caos, considerado como una condición primordial divina, a partir de la cual apareció todo lo demás. En la creación, el “caos” es un vacío, pero más tarde la palabra se utiliza para describir el espacio entre la tierra y el cielo, después de su separación. “Caos” puede significar un espacio infinito, o una materia sin forma que puede ser diferenciada[4] La noción de infinidad temporal era familiar para la mente griega desde la remota antigüedad en la concepción religiosa de la inmortalidad[5] La concepción de lo “divino” como origen influyó en los primeros filósofos griegos[6].

Contribución de tales de miletus

La filosofía presocrática, también conocida como filosofía griega primitiva, es la filosofía griega antigua anterior a Sócrates. Los filósofos presocráticos se interesaban sobre todo por la cosmología, el principio y la sustancia del universo, pero las investigaciones de estos primeros filósofos abarcaban tanto el funcionamiento del mundo natural como la sociedad humana, la ética y la religión. Buscaban explicaciones basadas en la ley natural y no en la acción de los dioses. Sus trabajos y escritos se han perdido casi por completo. El conocimiento de sus puntos de vista procede de los testimonios, es decir, de las discusiones de autores posteriores sobre la obra de los presocráticos. La filosofía encontró un terreno fértil en el mundo griego antiguo debido a los estrechos vínculos con las civilizaciones vecinas y al surgimiento de entidades civiles autónomas, las poleis.

->  El consumo de drogas de abuso ¿tiene relación con los accidentes más graves?

El impacto de los presocráticos ha sido enorme. Los presocráticos inventaron algunos de los conceptos centrales de la civilización occidental, como el naturalismo y el racionalismo, y prepararon el camino para la metodología científica.

Presocrático es un término adoptado en el siglo XIX para referirse a este grupo de filósofos. Fue utilizado por primera vez por el filósofo alemán J.A. Eberhard como “vorsokratische Philosophie” a finales del siglo XVIII.[1] En la literatura anterior se les denominaba physikoi (“físicos”, por physis, “naturaleza”), y a su actividad, como physiologoi (filósofos físicos o naturales), surgiendo este uso con Aristóteles para diferenciarlos de los theologoi (teólogos) y mythologoi (narradores y bardos que transmitían la mitología griega), que atribuían los fenómenos naturales a los dioses[2].

Cuándo nació tales

Siempre han existido dudas sobre si Tales escribió algo, pero varios informes antiguos le atribuyen escritos. Simplicio (Diels, Dox. p. 475) atribuyó específicamente a Tales la autoría de la llamada Guía Náutica de las Estrellas. Diógenes Laercio planteó dudas sobre la autenticidad, pero escribió que “según otros [Tales] no escribió más que dos tratados, uno sobre el solsticio y otro sobre el equinoccio” (D.L. I.23). Lobón de Argo afirmó que los escritos de Tales ascendían a doscientas líneas (D.L. I.34), y Plutarco asoció a Tales con opiniones y relatos expresados en verso (Plutarco, De Pyth. or. 18. 402 E). Hesiquio, registró que “[Tales] escribió sobre asuntos celestes en verso épico, sobre el equinoccio, y mucho más” (DK, 11A2). Calímaco atribuyó a Tales el sabio consejo de que los navegantes debían navegar por la Osa Menor (D.L. I.23), consejo que puede haber sido por escrito.

->  Compatibilidad de pareja signos del zodiaco fecha nacimiento

Diógenes menciona a un poeta, Choerilus, que declaró que “[Tales] fue el primero en sostener la inmortalidad del alma” (D.L. I.24), y en De Anima, las palabras de Aristóteles “a partir de lo que se registra sobre [Tales]”, indican que Aristóteles estaba trabajando a partir de una fuente escrita. Diógenes registró que “[Tales] parece haber sido el primero en estudiar la astronomía, el primero en predecir los eclipses de sol y en fijar los solsticios; así Eudemus en su Historia de la Astronomía. Esto le valió la admiración de Jenófanes y Heródoto y la atención de Heráclito y Demócrito” (D.L. I.23). Eudemo, que escribió una Historia de la Astronomía, y también sobre geometría y teología, debe ser considerado como una posible fuente de las hipótesis de Tales. La información proporcionada por Diógenes es el tipo de material que habría incluido en su Historia de la Astronomía, y es posible que los títulos Sobre el solsticio y Sobre el equinoccio estuvieran a disposición de Eudemo. Jenófanes, Heródoto, Heráclito y Demócrito conocían la obra de Tales, y es posible que tuvieran a su disposición una obra de Tales.

Anaximandro

Puede que el nombre de Tales de Mileto te resulte familiar, porque aunque vivió y murió hace mucho tiempo, dejó un gran legado para la humanidad. Exactamente vivió y murió entre el 624 y el 546 a.C. Fue un filósofo, matemático, geómetra, físico, astrónomo y legislador de la antigua Grecia.

->  Cantidad de proteinas de los alimentos

Su pensamiento ha llegado hasta nuestros días gracias a los grandes historiadores de la Antigüedad que lo citan. Fue conocido como filósofo de la naturaleza. Él, junto con otro grupo de pensadores griegos, quería entender el origen del cosmos.

Para ellos, el universo tenía que estar formado por un elemento original, que según cómo se combinaran las partículas, daba lugar a las demás formas del mundo. De hecho, pensaba que el agua era el elemento fundamental de toda la creación.

A continuación os vamos a dejar las frases de Tales de Mileto que han llegado hasta nuestros días. Sin duda, es un gran tesoro de la historia que merece la pena atesorar, ya que son pensamientos de hace miles de años… ¡y que aún hoy nos sorprenden!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad