Judias verdes salteadas con jamon

Judias verdes salteadas con jamon

Libro de judías verdes y jamón

Simplifique su vieja y quisquillosa receta de judías verdes salteadas con esta sencilla versión del popular plato de verduras. Esta guarnición de bajo mantenimiento sólo requiere tres ingredientes (excluyendo la sal, la pimienta y el agua) para una receta que no podría ser más fácil. Las cebollas verdes picadas dan al plato un toque crujiente de frescura, mientras que los ricos goteos de tocino cubren las judías verdes con un sabor salado y sabroso que es simplemente irresistible. Esta receta de judías verdes salteadas le gustará a todo el mundo, desde los más quisquillosos hasta los que llenan los platos.

La preparé para la Nochebuena para acompañar a la costilla de ternera, ¡perfecta! Hice un par de cambios: en lugar de cebollas verdes usé chalotas y añadí el zumo de medio limón al final.    El ácido del limón resalta el sabor del tocino salado y la grasa de tocino.    Además, precociné las judías durante unos 3 minutos el día anterior y precociné el bacon y reservé la grasa.    Esto facilitó un poco el día de la preparación, aunque creo que cocinar las alubias en la misma sartén que el bacon lo haría aún mejor con todos los “trozos” adicionales.

Jamón, judías verdes y patatas en crockpot

Simplifica tu vieja y quisquillosa receta de judías verdes salteadas con esta sencilla versión de este popular plato de verduras. Esta guarnición de bajo mantenimiento sólo requiere tres ingredientes (excluyendo la sal, la pimienta y el agua) para una receta que no podría ser más fácil. Las cebollas verdes picadas dan al plato un toque crujiente de frescura, mientras que los ricos goteos de tocino cubren las judías verdes con un sabor salado y sabroso que es simplemente irresistible. Esta receta de judías verdes salteadas le gustará a todo el mundo, desde los más quisquillosos hasta los que llenan los platos.

->  Roscos fritos de naranja esponjosos

La preparé para la Nochebuena para acompañar a la costilla de ternera, ¡perfecta! Hice un par de cambios: en lugar de cebollas verdes usé chalotas y añadí el zumo de medio limón al final.    El ácido del limón resalta el sabor del tocino salado y la grasa de tocino.    Además, precociné las judías durante unos 3 minutos el día anterior y precociné el bacon y reservé la grasa.    Esto facilitó un poco el día de la preparación, aunque creo que cocinar las alubias en la misma sartén que el bacon lo haría aún mejor con todos los “trozos” adicionales.

Judías verdes, jamón y patatas

Las judías verdes salteadas con trozos crujientes de ajo son una preparación fácil y clásica de una guarnición de judías verdes. Aunque no es la receta más explosiva de mi sitio web, es una receta esencial para la vida que le servirá para el resto de sus días.

Tengo un número sorprendente de recetas protagonizadas por judías verdes en este sitio web. Desde las guarniciones hasta los platos principales (¿alguien quiere judías verdes de Sichuan con cerdo?), resulta que las judías verdes pueden ser mi verdura favorita. Tal vez sólo por detrás de la patata, que, como mi madre se apresuró a señalar, no tiene un gran valor nutricional y, por tanto, es una verdura de cuyo consumo hay que presumir.

->  Como hacer sopa de ajo

Dicho esto, hasta la fecha todas las recetas centradas en las judías verdes han sido cosas que clasifico como interesantes o simplemente fabulosas (estoy bastante seguro de que ha habido un uso excesivo de ambas palabras en todas estas recetas). Como la ensalada de judías verdes cargada de hierbas de Ottolenghi. O una lujosa cazuela de judías verdes. Y esta Ensalada de judías verdes con aderezo cremoso de aguacate.

Todos son platos dignos, pero están un poco más ricos y/o son un poco más complicados. En otras palabras, no es la simple guarnición de judías verdes que hago “todo el tiempo”. Más bien ese lugar lo ocupa la receta de hoy: Judías verdes salteadas con trocitos de ajo dorados y crujientes.

Cazuela de jamón y judías verdes keto

Las judías verdes salteadas con trozos crujientes de ajo son una preparación fácil y clásica para una guarnición de judías verdes. Aunque no es la receta más explosiva de mi sitio web, es una receta esencial para la vida que le servirá para el resto de sus días.

Tengo un número sorprendente de recetas protagonizadas por judías verdes en este sitio web. Desde las guarniciones hasta los platos principales (¿alguien quiere judías verdes de Sichuan con cerdo?), resulta que las judías verdes pueden ser mi verdura favorita. Tal vez sólo por detrás de la patata, que, como mi madre se apresuró a señalar, no tiene un gran valor nutricional y, por tanto, es una verdura de cuyo consumo hay que presumir.

->  Receta de crema de esparragos

Dicho esto, hasta la fecha todas las recetas centradas en las judías verdes han sido cosas que clasifico como interesantes o simplemente fabulosas (estoy bastante seguro de que ha habido un uso excesivo de ambas palabras en todas estas recetas). Como la ensalada de judías verdes cargada de hierbas de Ottolenghi. O una lujosa cazuela de judías verdes. Y esta Ensalada de judías verdes con aderezo cremoso de aguacate.

Todos son platos dignos, pero están un poco más ricos y/o son un poco más complicados. En otras palabras, no es la simple guarnición de judías verdes que hago “todo el tiempo”. Más bien ese lugar lo ocupa la receta de hoy: Judías verdes salteadas con trocitos de ajo dorados y crujientes.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad