Hojaldre de frutas con mermelada

Hojaldre de frutas con mermelada

Tartas de hojaldre con mermelada

Estas sencillas tartas de hojaldre con forma de corazón y glaseado de vainilla son perfectas para el desayuno, el brunch o el postre de San Valentín. O si eres como yo, son perfectas para cualquier momento del día, durante todo el año.

Cualquier cosa hecha con hojaldre es pura magia. ¿Lo has probado alguna vez? Seguro que sí. ¿Has probado un «Toaster Strudel»? ¿Un pastel de manzana? ¿Un palmier? ¿Un pastelito danés? ¿Un pastel de pollo? Todos estos postres dulces y caprichos salados se elaboran con lo que yo llamo la octava maravilla del mundo, el hojaldre. El hojaldre está hecho de cientos de capas de masa de grasa y harina. Cuando se hornea, la grasa/mantequilla se derrite y el líquido se evapora creando bolsas de aire (que lo hacen tan escamoso) y se eleva a su pleno y hermoso potencial vertical.

Hacer hojaldre es todo un proceso (no te preocupes, hacer hojaldre desde cero NO forma parte de esta receta; ya puedes suspirar de alivio). Consiste en enrollar y doblar (lo que se conoce como «dar la vuelta»), enfriar durante 30 minutos y repetir todo ese proceso al menos 6 veces. Y luego enfriar la masa durante toda la noche.

Tarta de hojaldre con mermelada de frambuesa

Estas sencillas tartas de hojaldre con forma de corazón y glaseado de vainilla son perfectas para el desayuno, el brunch o el postre del día de San Valentín. O si eres como yo, son perfectas para cualquier momento del día, durante todo el año.

Cualquier cosa hecha con hojaldre es pura magia. ¿Lo has probado alguna vez? Seguro que sí. ¿Has probado un «Toaster Strudel»? ¿Un pastel de manzana? ¿Un palmier? ¿Un pastelito danés? ¿Un pastel de pollo? Todos estos postres dulces y caprichos salados se elaboran con lo que yo llamo la octava maravilla del mundo, el hojaldre. El hojaldre está hecho de cientos de capas de masa de grasa y harina. Cuando se hornea, la grasa/mantequilla se derrite y el líquido se evapora creando bolsas de aire (que lo hacen tan escamoso) y se eleva a su pleno y hermoso potencial vertical.

Hacer hojaldre es todo un proceso (no te preocupes, hacer hojaldre desde cero NO forma parte de esta receta; ya puedes suspirar de alivio). Consiste en enrollar y doblar (lo que se conoce como «dar la vuelta»), enfriar durante 30 minutos y repetir todo ese proceso al menos 6 veces. Y luego enfriar la masa durante toda la noche.

Tartas de hojaldre rellenas de mermelada

La temporada de invierno está aquí con días más suaves o realmente fríos. La lluvia ha sido molesta y abundante y todo lo que quiero es comida reconfortante. Sopas, guisos, estofados y postres como esta tarta de manzana es todo lo que necesito y se me antoja. Estoy bastante segura de que tú sientes lo mismo, especialmente si el frío invierno está mostrando sus dientes en tu extremo también. Esta tarta de manzana y mermelada de naranja con romero y semillas de chía para mí es el sabor de las vacaciones de invierno, la manzana, la naranja es todo tiempo de fiesta. Un verdadero recordatorio de que la Navidad se acerca.Todos estos ingredientes de temporada y algunos incluso de producción local es grande. Los que me conocen bien saben que soy una defensora de los alimentos ecológicos y sostenibles en la medida de lo posible.Es estupendo poder abastecerse de buenos productos y apoyar al mismo tiempo a los agricultores locales, los héroes anónimos que trabajan tan duro y se dedican a darnos buenos alimentos e ingredientes para nuestras comidas diarias.He hecho esta tarta unas cuantas veces antes y he combinado varios ingredientes, pero para mí esto era lo mejor. Me encanta el sabor dulce, ligeramente amargo y picante. Es una maravilla para mi paladar y mis papilas gustativas saltan de alegría cada vez que hago esta versión.

Giros de mermelada de hojaldre

La temporada de invierno está aquí con días más suaves o realmente fríos. La lluvia ha sido molestamente abundante y todo lo que quiero es comida reconfortante. Sopas, guisos, estofados y postres como esta tarta de manzana es todo lo que necesito y se me antoja. Estoy bastante segura de que tú sientes lo mismo, especialmente si el frío invierno está mostrando sus dientes en tu extremo también. Esta tarta de manzana y mermelada de naranja con romero y semillas de chía para mí es el sabor de las vacaciones de invierno, la manzana, la naranja es todo tiempo de fiesta. Un verdadero recordatorio de que la Navidad se acerca.Todos estos ingredientes de temporada y algunos incluso de producción local es grande. Los que me conocen bien saben que soy una defensora de los alimentos ecológicos y sostenibles en la medida de lo posible.Es estupendo poder abastecerse de buenos productos y apoyar al mismo tiempo a los agricultores locales, los héroes anónimos que trabajan tan duro y se dedican a darnos buenos alimentos e ingredientes para nuestras comidas diarias.He hecho esta tarta unas cuantas veces antes y he combinado varios ingredientes, pero para mí esto era lo mejor. Me encanta el sabor dulce, ligeramente amargo y picante. Es una maravilla para mi paladar y mis papilas gustativas saltan de alegría cada vez que hago esta versión.

Hojaldre de frutas con mermelada
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad