Publicidad

Sociedad de Inversión de Capital Variable

La Sociedad de Inversión de Capital Variable es definida por la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva, en su artículo 32, estableciendo que la Sociedad de Inversión de Capital Variable son aquellas “sociedades de inversión colectiva que adopten la forma societaria”.

En los estatutos sociales de toda Sociedad de Inversión de Capital Variable debe recogerse necesariamente la designación del depositario así como la cifra de capital inicial. También se recogerá la cifra del capital estatutario máximo de la Sociedad de Inversión de Capital Variable, expresando, en uno y otro caso, el número de acciones y, en su caso, las series, en que esté dividido el capital social y el valor nominal de aquéllas.

El objetivo material básico de esta ley que regula a la Sociedad de Inversión de Capital Variable es establecer un régimen jurídico que satisfaga las necesidades de un sector de inversión colectiva que ha entrado ya había ingresado en una fase de madurez.

Las acciones representativas del capital estatutario máximo de la Sociedad de Inversión de Capital Variable que no estén suscritas, o las que posteriormente haya adquirido la Sociedad de Inversión de Capital Variable, se mantendrán en cartera hasta que sean puestas en circulación por los órganos gestores. Las acciones en cartera deberán estar en poder del depositario.

Régimen del capital de la Sociedad de Inversión de Capital Variable:

La Sociedad de Inversión de Capital Variable deberá reducir obligatoriamente el capital, reduciendo el valor nominal de sus acciones en circulación, cuando el patrimonio social hubiere disminuido por debajo de las dos terceras partes de la cifra de capital en circulación, siempre que haya transcurrido un año sin que la Sociedad de Inversión de Capital Variable haya recuperado el patrimonio. En igual proporción se reducirá el valor nominal de las acciones en cartera.

En el caso de que no existiesen bastantes acciones propias adquiridas por la Sociedad de Inversión de Capital Variable para atender la obligación de vender sus propias acciones, la Sociedad de Inversión de Capital Variable, en el plazo que se establezca, deberá poner en circulación acciones suficientes hasta alcanzar, si ello fuera necesario, el capital máximo estatutario establecido. Cuando la Sociedad de Inversión de Capital Variable no pueda atender las obligaciones anteriores por carecer de acciones en cartera y estar ya desembolsado el capital estatutario máximo, la Sociedad de Inversión de Capital Variable declarará esta circunstancia como hecho relevante y su consejo de administración propondrá que se acuerde en la próxima junta ordinaria de accionistas el aumento de su capital estatutario.

Más información en Definición Sicav.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>